Emoci贸n, apoyo colectivo y gratitud en el D铆a Mundial de los Cuidados Paliativos


17/10/2011

Nuestra conmemoraci贸n del 8 de octubre, d铆a de encuentro y tambi茅n de apertura a la ciudadan铆a, transcurri贸 en un ambiente de sosegada vivacidad.聽


Durante las horas previas al estreno del audiovisual 鈥楨n fin鈥︹, el vest铆bulo que da entrada al sal贸n de actos del hospital Reina Sof铆a, de Murcia, fue tomando vida de forma gradual, llen谩ndose de conversaci贸n, de experiencias y, sobre todo, de muchas emociones.
El hospital general universitario Reina Sof铆a, de Murcia, anfitri贸n del estreno audiovisual
Juan Francisco Mart铆nez, subdirector general de asistencia primaria y urgencias y emergencias sanitarias; Jos茅 Carlos Vicente en nombre del hospital Reina Sof铆a, y Teresa Jular, de la productora XL Internet, tomaron la palabra para presentar el D铆a Mundial ante un centenar de personas y dar paso al trabajo dirigido por Javier Codesal y Julia Sieiro. Como ya hemos contado anteriormente, el trabajo recoge seis testimonios a c谩mara de dos 鈥榩aliativistas鈥 (una m茅dico y un enfermero), dos familiares en duelo y dos enfermos terminales. Trenzados en un montaje sin ning煤n artificio, el conjunto aporta fuertes dosis de emoci贸n e informaci贸n relevante sobre los cuidados paliativos en La Regi贸n.

Tras la proyecci贸n, se abri贸 paso a un coloquio con Fuensanta S谩nchez, coordinadora聽regional de cuidados paliativos; Ana Navarro, m茅dica de cuidados paliativos domiciliarios de Murcia; Teresa Tes贸n, enfermera de cuidados paliativos domiciliarios de Lorca y el reconocido videocreador Javier Codesal, que tom贸 la palabra para explicar c贸mo hab铆a sido el encargo y, sobre todo, la experiencia de rodaje.

Codesal destac贸 la sensibilidad que percibi贸 entre los implicados y la importancia de cuidar este servicio p煤blico que hasta entonces 茅l desconoc铆a. Descubrimiento fue una palabra que volvi贸 a repetirse entre quienes se animaron a hablar, as铆 como la calidad y la importancia del audiovisual.

La cercan铆a con la que transcurri贸 toda la actividad del D铆a Mundial de los Cuidados Paliativos no era inesperada. Pero no deja de sorprender c贸mo, ante temas tan delicados y rodeados de tantos tab煤s sociales como la muerte o el sufrimiento, lo que se impuso fue un sano af谩n por compartir y comprender lo que pueden aportar los cuidados paliativos al final de la vida y ante la p茅rdida de un ser querido, cre谩ndose sin forzarlo, de forma casi instintiva, un agradable clima de apoyo y acompa帽amiento colectivo, caracterizado por la reciprocidad y por el agradecimiento.

M谩s informaci贸n:



Volver